El internet satelital: conoce sus pasos más importantes en 2021

Tanto el año 2020 como el 2021 pueden suponer un importante salto adelante en lo relativo a la transferencia digital, la conectividad y el impacto que la tecnología tiene en la sociedad. Mientras el 5G continúa su despliegue, Internet vía satélite también está posicionándose como una firme opción para alcanzar el objetivo de la conectividad total, sin importar la localización geográfica.

 

Además de posibilitar el acceso a la red en zonas muy alejadas de núcleos urbanizados, el Internet satelital también permite que las conexiones de alta velocidad se establezcan en movimiento, aunque ese desplazamiento sea a 800 kilómetros por hora: la conexión a internet en los vuelos comerciales está a un paso.

 

Starlink es la división de Internet por satélite de SpaceX, la compañía aeroespacial fundada por Elon Musk. Su vicepresidente, Jonathan Hofeller, ha declarado recientemente que mantienen «conversaciones con varias aerolíneas. Tenemos nuestro propio producto de aviación en desarrollo y ya hemos realizado algunas demostraciones. Esperamos que ese producto esté finalizado para su instalación en aviones en un futuro muy cercano». Es muy probable que la conexión a Internet de alta velocidad durante un vuelo comercial sea algo posible al final del presente año.

 

 

Un Internet satelital más rápido que la fibra óptica

Además de incrementar su alcance y posibilitar la conectividad 24/7, Internet por satélite está experimentando importantes mejoras en cuanto a rendimiento y desempeño. En una reciente prueba de velocidad, la tecnología de Internet vía satélite ha demostrado velocidad de descarga superiores a 500 Mbps, con una latencia por debajo de los 10 mili segundos.

 

Si bien es aún una fase de testeo preliminar y las velocidades pueden variar en función de infinidad de factores según los expertos, las estimaciones de evolución son muy prometedoras. De hecho, los datos actuales ubican la velocidad del Internet satelital por encima de los 200 Mbps y se espera llegar a los 300 a final del 2021. El acceso a internet de zonas rurales o aisladas no sólo va a ser posible, sino que podrá rivalizar en prestaciones con FTTH.

 

 

Alianzas para generalizar el uso de Internet por satélite

Muchas empresas del sector tecnológico están estableciendo acuerdos con empresas y proveedores para así profundizar y acelerar el desarrollo del internet satelital. Starlink y Google están trabajando para aprovechar la infraestructura tecnológica del primero y el armazón «en la nube» de la segunda, lo que beneficiará a ambas partes facilitará el uso de Internet por satélite a los usuarios.

 

Por su parte, operadores neutros como lyntia también establecen colaboraciones estratégicas para mejorar de manera continua sus servicios de VSAT. A través de acuerdos con la infraestructura nacional de Hispasat y europea de Eutelsat. Y también cubriendo el continente asiático gracias a Asiasat y Chinasat.

 

Igual que se trabaja para que el proceso de recuperación económica de las empresas se apoye en tecnologías como la fibra óptica, no se descuidan las posibilidades que ofrece Internet satelital para una conectividad global, eficiente, segura y con capacidad para responder a una alta demanda de transmitabilidad. Todos los desarrollos de conectividad, desde la móvil del 5G a la cableada de la fibra óptica, pasando por Internet vía satélite, se enfrentan al reto de avanzar de manera coordinada y equilibrada.