Transportes y logística: los beneficios de la conectividad

La conducción autónoma y su pleno desarrollo es uno de los hitos de futuro más codiciados a medio plazo. No en vano está en la mente de todos los implicados en el sector del transporte y la movilidad, ya que capitaliza gran parte de la inversión tecnológica en dicho campo. No obstante esta meta — siendo de enorme importancia y favoreciendo un cambio de paradigma enorme — no es, ni mucho menos el único factor a tener en cuenta.

 

Las empresas automovilísticas, los proveedores de servicios de conectividad y los encargados de diseñar y mejorar las infraestructuras de transporte — carreteras, semáforos, señalética, etc. — deben abrir el foco para acometer el asunto desde más de una vía simultáneamente. Porque, para que la conducción autónoma sea una realidad, la conectividad 5G debe estar presente en todos los vehículos. Y también en aquellos elementos que interactúan con ellos y que pueden convertirse en «nodos» 5G para un transporte más eficiente y seguro.

 

  • La mejora del transporte en países en desarrollo, gracias al 5G

Para poder explorar las posibilidades reales de esta estrategia, con potencial para modificar el desarrollo económico mundial, muchos expertos están estudiando implementar programas de desarrollo tecnológico aplicados a la movilidad en países del Tercer Mundo. Se trata de naciones eminentemente exportadoras, con una enorme riqueza en materias primas, pero con redes de transporte muy ineficaces.

 

El Banco Mundial ha encargado a varios expertos en la materia investigar esta parcela. Uno de ellos, José Francisco Montserrat, de la Universidad Politécnica de Valencia, está trabajando en un informe demandado por la citada entidad internacional. El objetivo que persigue el Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM) con este trabajo es comprobar cómo países como Bangladesh o Kenia, por ejemplo, pueden transformarse de manera importante gracias a la conectividad 5G.

 

Montserrat cita el ejemplo de la ciudad india: «Es uno de los mayores productores del mundo en textil y su puerto es una maravilla, pero luego ves burros llevando cosas en fardos, los paquetes se pierden o no llegan a tiempo. Su transporte local es muy malo. En el momento en que este mejore, la producción será mucho mejor, se liberará la economía y si, con la excusa del transporte, integramos 5G, se abre una ventana a la conectividad global».

 

  • Mejor logística gracias a vías interconectadas a los vehículos con 5G

En países como Kenia no existen semáforos. Dotar a estos elementos de señalización de conectividad 5G, con posibilidad de interactuar con vehículos inteligentes, hará posible que el transporte regule su velocidad en función de las necesidades en tiempo real sin intervención de los conductores. Esto aumenta la seguridad en la vía y también establece un flujo de tráfico eficiente y productivo.

 

Esto resultará de capital importancia para impulsar la logística en países en vías de desarrollo. Según asegura Montserrat «En Nairobi investigaremos la parte logística relacionada con los camiones que transportan pescado. La trazabilidad en tiempo real con grandes volúmenes de cosas requiere la conectividad de millones y millones de dispositivos que el 4G no permite y el 5G sí». Esto puede suponer un salto cualitativo importante, teniendo en cuenta que, en muchas ocasiones, los recursos están infrautilizados.

 

«Ahora mismo, en Bangladesh, por ejemplo, el transportista va un 30% de su tiempo sin nada de carga, y esto perjudica la eficiencia del transporte y, por tanto, consumimos más energía», afirma el investigador.

 

Hablamos no sólo de la comodidad que podría suponer una conducción autónoma. También de la posibilidad de monitorizar en tiempo real , gracias a la conectividad 5G, velocidades, capacidades de carga, ocupación de los vehículos e incluso habilitar la interacción de los transportes con las carreteras en sí mismas, desde una perspectiva de Internet of Things (IoT) inalámbrico masivo.

 

El 5G como agente del cambio a nivel global

La transición tecnológica apoyada en desarrollos como el de la conectividad 5G pueden suponer un cambio global. Evidentemente, tanto las grandes empresas de telecomunicaciones como las operadoras, están realizando importantes movimientos inversores en Europa y Asia, por ejemplo.

 

Resulta claro que en los países en vías de desarrollo las prioridades apuntan al desarrollo de áreas como la sanidad, los derechos humanos, la educación o las infraestructuras seguras. No obstante, el esfuerzo que están realizando determinados actores del sector por implementar avances y propiciar el salto del 4G al 5G también puede servir como catalizador del cambio precisamente en estos campos y en muchos otros, favoreciendo el desarrollo económico y el estado de bienestar.



¿Quieres estar al día y conocer todas las noticias sobre lyntia y el sector?

Al hacer click en el botón Suscribirme, Usted presta su consentimiento para que sus datos sean tratados por lyntia Networks S.A.U. con la siguiente finalidad: Remitirle nuestro boletín/newsletter con información y noticias sobre productos y servicios de lyntia. No se cederán datos a terceros. Usted en cualquier momento podrá revocar el consentimiento anteriormente prestado y, asimismo, podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de datos, dirigiendo una comunicación, acompañada de copia del DNI o documento acreditativo de su identidad, e indicando su dirección a efectos de comunicaciones a la siguiente dirección: [email protected] En todo caso, podrá ampliar la información en materia de protección de datos en nuestra política de privacidad: https://www.lyntia.com/politica-privacidad/