La conectividad satelital da el salto al usuario final de la mano de Apple

El desarrollo de tecnologías de conectividad, para alcanzar el 100% de cobertura de un Internet con alcance global, avanza sin pausa. El despliegue de infraestructuras 5G marca el paso, pero la conectividad satelital no se está rezagando a pesar de contar con menos visibilidad y popularidad entre los usuarios.

 

Aunque actualmente es una opción minoritaria y aplicable tan solo en algunos escenarios específicos — entornos rurales, zonas de difícil acceso para el cableado, espacios «blancos» de cobertura, etc. — las operadoras neutras, las empresas de servicios en la red y telecomunicaciones o las operadoras de telefonía, entre otras, mantienen el Internet satelital como una de sus áreas estratégicas de desarrollo a corto plazo. La llegada al mercado de nuevos actores puede acelerar estos movimientos.

 

 

El internet satelital como estándar de uso

Algunos de estos nuevos «jugadores» en el mercado, que pueden decantar la balanza del lado de la conectividad satelital, son los fabricantes de dispositivos. Y, de entre todos ellos, los de smartphones más concretamente, ya que son estos últimos los que tienen mayor penetración entre los usuarios. En vista de que los satélites en órbita terrestre baja son cada vez más, y que empresas como Starlink manejan previsiones de crecimiento muy esperanzadoras, los gigantes tecnológicos se han decidido a prestar más atención a la conectividad satelital.

 

Antes de la presentación por parte de Apple de su último smartphone — el iPhone 13 — se especuló con la posibilidad de contar con conectividad satelital como una característica de fábrica destacada. No obstante estas informaciones resultaron ser, quizás demasiado ambiciosas. Tras el evento de «puesta de largo» de la multinacional de Cupertino se comprobó que lo que permite el nuevo iPhone es conectar con servicios de emergencia para enviar mensajes en situaciones extremas, aún sin disponer de cobertura. Las llamadas de voz a través de conectividad satelital aún tendrán que esperar a una futura actualización del software y al desarrollo del siguiente modelo, el iPhone 14.

 

No obstante, este movimiento de la empresa de la manzana podría ser el primero de otros muchos en la misma dirección, tanto por su parte como por parte de sus competidores directos. Con esto se acercaría el concepto de  conectividad satelital al usuario final que, sin tener que hacer un desembolso extra, podrá disfrutar de todos los beneficios de la conectividad global 24/7, sin limitarse a las posibilidades ofrecidas por el 5G, por ejemplo. Con la posibilidad de conectarse a Internet satelital, la convergencia tecnológica será un paso natural para todos.

 

 

Algunas ventajas de la conectividad satelital

Aunque los beneficios del Internet satelital son de sobra conocidos por la industria tecnológica, pueden parecer un poco más ajenos al usuario final. Si, como parece, la posibilidad de acceder a la red a través de un satélite termina complementando opciones de conectividad como el 5G en todos los teléfonos móviles a medio y largo plazo, estos beneficios podrían reforzar esta opción como elección primaria. Sobre todo teniendo en cuenta que la conectividad satelital ofrece:

 

  • Libertad. Al no depender de la presencia de cables físicos.
  • Conexión permanente. Sin depender de conexiones ni reinicios de sesión o servicio.
  • Sencillez. Con una antena orientada al satélite y un módem específico estará la estación operativa, sin necesidad de realizar ningún cambio en la infraestructura existente.
  • Mayor cobertura y ancho de banda. Con posibilidad de ofrecer conectividad permanente a comunidades o regiones enteras que, actualmente, no disponen de ella.
  • Velocidad. En muchos casos el Internet satelital supera las tasas de transferencia del accesible a través de cable y fibra óptica
  • Multidispositivo. Se reducen drásticamente los contextos de saturación del servicio, aún cuando haya más de un dispositivo conectado al tiempo, exigiendo a la red satelital el máximo de su capacidad.

 

No podemos anticipar  los futuros movimientos de Apple con el Internet satelital. Tampoco si otras compañías y fabricantes de telefonía seguirán sus pasos. Sin embargo, si atendemos al impacto que las innovaciones de Apple han tenido en la industria, marcando prácticamente el estándar en muchos campos… podríamos estar en la antesala de la conectividad satelital en todos los hogares del mundo muy pronto.